Submarino Radiocontrol

El radiocontrol es una forma de manejar aparatos electrónicos con un mando a distancia con el objetivo de conducir vehículos a pequeña escala como si fueran los de tamaño real, a través de dispositivos eléctricos que se colocan en los prototipos. Funcionan gracias a ondas electromagnéticas que conectan el mando de control con el vehículo. A la hora de hacernos con un aparato, podemos decantarnos tanto por coches como por todoterrenos, aviones, helicópteros, barcos y submarinos.

En principio, hay personas aficionadas que construyen ellas mismas su equipo de radiocontrol, pero esto no garantiza que la inversión sea menor, sino todo lo contrario; de hecho, los modelos ya construidos que encontramos en el mercado suelen resultar mucho más económicos. Construirse uno mismo el equipo es un proceso harto complicado, que se reservan los entendidos en electrónica, mecánicos y que dispongan de tiempo libre.

En el caso de los submarinos radiocontrolados, es especialmente difícil construirse uno mismo un modelo determinado, ya que, dada su rareza y especialidad, las piezas suelen ser generalmente caras y muy complicadas de encontrar. Para los que se inician en el radiocontrol de submarinos, es mejor conseguir uno de segunda mano, que suponga una menor inversión y al mismo tiempo permita hacer todo tipo de maniobras y cometer ciertos errores que costarían mucho más de arreglar si se tratara de un modelo nuevo.

La mayoría de modelos de submarino radiocontrol que se encuentran en el mercado pertenecen a la tipología denominada bélica, es decir, forman parte de algún ejército actual o fueron utilizados para la guerra. Los más demandados por los coleccionistas son los que formaron parte de la Segunda Guerra Mundial, son los que más se cotizan en el mercado y muchos aficionados son capaces de viajar al otro lado del mundo sólo para conseguir una pieza o complemento para su submarino.

A la hora de hablar de su funcionamiento, podemos encontrarnos tanto con submarinos de propulsión híbrida de elementos combustibles como con modelos de motor eléctrico. En el primer caso, al navegar en la superficie, el motor se alimenta de un generador de combustible diesel y debajo del agua de un equipo de impulsado por combustible cuyo componente principal es el hidrógeno. Los expertos recomiendan que para poder conseguir las características de navegación de los modelos originales un equipo computerizado ya que así se pueden optimizar las maniobras de inmersión y navegación bajo el agua gracias a los mezcladores electrónicos que incluyen. También los hay con dispositivos de inmersión estática para reducir la resistencia de la flotabilidad cuando se realizan los buceos.

En cuanto a los materiales, se utilizan tanto latón como acero inoxidable, siendo siempre los más ligeros ya que así se facilita tanto la flotabilidad como la inmersión segura y rápida. Asimismo, se utilizan piezas de plástico para las articulaciones, y también para las placas para cerrar el casco (plástico inyectado). En el casco del submarino RC es donde se encuentran todos los componentes necesarios para el radiocontrol, así como el motor eléctrico de giro lento, que posee una fuerza de empuje bastante considerable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.